jueves, 2 de agosto de 2012

hymenolepis nana

Hymenolepis nana es un Parasito de la Clase Cestoda (Céstodos en español) (similar a la tenia) que mide de 15 a 40mm. Es el céstodo con mayor prevalencia y afecta preferentemente a los niños.
Infecta a seres humanos y roedores, causando la himenolepiasis. La infección severa del individuo puede causar fuerte diarrea, pérdida de peso, desnutrición, deshidratación y fuerte dolor abdominal. Es el único ciclofilídeo que infecta al hombre sin necesidad de un huésped intermediario.



La himenolepiasis es la más frecuente de las cestodiasis del hombre, se presenta con un mayor porcentaje en los niños en las zonas templadas, con un ciclo biológico que generalmente no requiere de hospederos intermediarios. La forma infectante es la ingestión del huevo de Hymenolepis nana excretado por materia fecal y por contaminación fecal. Las tasas de infección son de 1% en el sur de Estados Unidos, el 9% en Argentina y 97,3% en Moscú.

Morfología

H. nana es un céstodo que mide de 30 a 40 mm de longitud por 1 de ancho. Presenta un escólex de unas 300 micras, provisto de cuatro ventosas y un róstelo retráctil que presenta una sola corona con 20 o 30 ganchos; a continuación se encuentra otro cuello que es corto y delgado. Los proglótidos inmaduros inmediato al cuello son cortos y angostos, los más alejados que son los grávidos son más anchos. Los proglótidos poseen un poro genital en la cara lateral, colocado siempre del mismo lado. Cuando se encuentra parasitando el intestino del hombre no se encuentra solo, sino que hay muchos Hymenolepis en la pared intestinal formando un verdadero tapiz en dicha pared, de manera que según el número de parásitos en el intestino podemos hablar de himenolepiasis leve, moderada o severa. El huevo de Hymenolepis nana es ligeramente ovalado, de unas 45 micras de diámetro, con una gruesa envoltura membranosa y traslúcida. En su interior observamos la presencia de una oncosfera o embrión hexacanto y uno de los detalles más interesantes es que tienen pequeñas salientes a manera de polos. De esos polos emergen unas estructuras delgadas que semejan flagelos, ubicadas entre el espacio de la cubierta del embrión y la cubierta total del huevo, estas especies de flagelos se llaman filamentos polares.

Ciclo biológico

Los huevos de Hymenolepis nana causan infección inmediata al ser liberados en las heces y no pueden sobrevivir más de 10 días en el ambiente exterior. Cuando los huevos son ingeridos por un artrópodo intermediario (varias especies de escarabajos y mosquitos pueden servir de hospederos intermediarios), se transforman en cisticercoides, que pueden infectar a humanos y roedores al ser ingeridos y desarrollarse en adultos dentro del intestino delgado. Cuando los huevos son ingeridos (mediante agua o alimento contaminado o las manos contaminadas con materia fecal), recorren el tubo digestivo alto hasta llegar a la porción superior del intestino delgado, ahí las oncoesferas contenidas en el huevo son liberadas. Estos embriones penetran en la vellosidad intestinal donde se transforman en formas larvarias que se denominan cisticercoides. Al crecer rompen la vellosidad, salen al lumen intestinal, se desvagina el escólex, se adhieren a la mucosa intestinal y se transforman en adultos que permanecen en la porción ileal del intestino delgado donde maduran los proglótidos grávidos. Estos proglótidos se desintegran o destruye quedando así libres los huevos que estaban en el interior de su útero. Los huevos son arrastrados con el contenido intestinal y salen al medio exterior con la materia fecal.
Otro modo alterno de infección consiste en la autoinfección interna, en la que los huevos que se encuentran en el intestino delgado liberan sus embriones, que penetran la vellosidad intestinal, continuando el ciclo infectivo sin ser liberado al ambiente externo. El ciclo de vida de un gusano adulto es de 4 a 6 semanas, pero la autoinfección interna permite que la infección persista por años.
El ciclo descrito considera al hombre como hospedero definitivo (ciclo monoxenico); sin embargo, en forma excepcional pueden participar como hospederos intermediarios diversos artrópodos, pulgas y gorgojos, los cuales en sus estadios larvales se infectan al ingerir los huevos de H. nana desarrollando los citicercoides en su interior. El hombre, rata, o ratones, se infectan por ingerir accidentalmente estos insectos (ciclo heteroxenico).

Reproducción

Hymenolepis nana, como todas las tenias, contiene tanto hombres como mujeres las estructuras reproductivas en cada proglótide. Esto significa que la tenia enana, como otras tenias es hermafrodita. Cada segmento contiene 3 testículos y un solo ovario. Cuando un proglótide se hace viejo y no puede absorber más nutrientes, se libera y pasa a través del tracto digestivo del huésped. Esta proglótide grávido contiene los huevos fertilizados, que a veces son expulsados con las heces. Sin embargo, el huevo también puede instalarse en las microvellosidades del intestino delgado, eclosionan y las larvas pueden desarrollarse a la madurez sexual sin tener que abandonar el anfitrión.

Patogenia

Patogénicamente uno de los elementos más importantes en la himenolepiasis son los productos que se liberan como consecuencia de su metabolismo. Estos productos resultan ser tóxicos para el organismo humano y se absorben a nivel de la pared intestinal, provocando así disfunción intestinal. Otro mecanismo menos importante es el sitio de fijación; hay un punto en que se fija el escólex con sus ventosas y ganchos, en el caso de Hymenolepis nana esto provoca un poco de irritación pero no va más allá, ya que el resto del parásito adulto se encuentra libre hacia la luz intestinal sin producir mayor daño. El cuadro clínico que se genera se caracteriza por transtornos digestivos o enterales inespecíficos. El más importante de ellos es la distensión abdominal, aunque también existe sensación de plenitud particularmente post-prandial. En algunas ocasiones un poco de aumento en el tránsito intestinal origina que cambien las características físicas de la materia fecal haciéndola un poco más líquida. Otros datos inespecíficos son hiporexia y, eventualmente, dolor en epigastrio.

Diagnostico

Se establece mediante el hallazgo de huevos en la materia fecal; el método más adecuado para tal propósito es el de concentración flotación (Faust). Para calcular la cantidad de céstodos adultos, se pueden utilizar métodos CPS cuantitativos como el de Stoll, Kato-Miura o Kato-Katz.

Tratamiento

El tratamiento de elección es el prazicuantel en dosis única de 25 mg/kg/dia via oral, lográndose un adecuado nivel de curación cercano al 100%. Carece de toxicidad y es bien tolerado. Rara vez determina efectos colaterales y, cuando los hay, son leves y transitorios. Otro medicamento recomendado es la niclosamida; sin embargo, el tratamiento es prolongado y debe asociarse un laxante; se usa una dosis de 2 g el primer dia, seguido de 550 mg/dia por 5 a 7 dias.